martes, 6 de diciembre de 2011

Capítulo 1- Strange Things


La noche ya era cerrada, pero un chico de altura considerable, cuerpo atlético y pelo y ojos azules caminaba en dirección a la cárcel de NekadZeme con dos deliciosos cafés. El motivo de su visita a un lugar tan siniestro como puede llegar a ser una cárcel era hacer una visita a su amigo Kerch, con el que compartía casa desde hacía dos años, justo desde que terminaron los estudios en bachiller. Kerch había sido un estudiante ejemplar, de notas brillantes al que, por ese hecho, habían contratado para trabajar en la vigilancia de uno de los criminales más peligrosos de todo el universo, Yacktey, el destructor de mundos. Este malvado criminal, de alrededor la edad de Vich, había destruido como 20 planetas gracias al inmenso poder que fluía en su interior; pero, gracias al poder de absorción de los 10 amuletos -objetos mágicos super extraños- los poderes de Yacktey habían sido recluidos en ellos y este había sido encerrado por su propio poder en la cárcel, es decir, los amuletos creaban unos barrotes que impedían a este malvado escapar. El trabajo de Kerch era que los amuletos no se destabilizaran y dejaran escapara a Yacktey. Y hoy le había tocado jornada larga, por eso Vich le llevaba un café para que se le hiciera más llevadero. ¿A que es un buen amigo?

Los guardias, acostumbrados a la presencia del peliazul le dejaron pasar sin ninguna queja hasta la sala de trabajo de Kerch.

 -Hola Kerch-saludó Vich- ¿No te alegras de verme?

 -¿Quá haces aquí pesado?-le respondió Kerch, con su penetrante mirada verdosa- Es que no me libro de ti ni en el trabajo...

 -Pues entonces me voy-dijo enfurruñado Vich- Y yo que te traía un café...

 -Anda, trae, que si algo me apetece es despejarme.

 -Tendrás morro....-Vich cargó el brazo con el café en la mano- ¡Pilla!

 -Vich.... Vich.... ¡¡no!!-intentó advertirle Kerch, pero ya era demasiado tarde, el café volaba en dirección a el lo que equivalía a que volaba en dirección a la mesa de operaciones electrónica donde Kerch controlaba el poder de los amuletos.

 Como era de esperar el recipiente del café, formado por un cartón con un plástico encima se abrió, dejando al líquido frotando en el aire, localizando la pista de aterrizaje, la mesa de operaciones, la cual, al entrar en contacto con el líquido empezó a echar chispas... hasta que se apagó.

 Kerch se levantó de su silla dispuesto a atragantar a su amigo

 -¿Tienes idea de lo que has hecho pedazo de idiota?-le dijo Kerch muy enfadado a Vich

 -Limpiarte la.... ¿mesa?.

 -No Vich, acabas de liberar al criminal más peligroso del mundo, has roto la mesa de controles donde se manejaba y se mantenía en funcionamiento lo único que le mantiene encerrado.

 -¿Quieres decir que hemos liberado a Yacktey?-dijo asustado Vich.

 -No Vich, HAS liberado a Yacktey.

De repente la puerta se abrió dando pasó a una tercera persona en la sala, de estatura más pequeña que la de Kerch y Vich y de semblante mucho más serio, de ojos violetas y de pelo negro con unas gafas y gorro de aviador.

 -¿¡Kerch, que ha pasado!?... he visto por la ventana como no uno, si no siete de los 10 amuletos salían disparado hacia el cielo.

 -Que quieres decir Croquer-dijo serio Kerch.

 -Pues, que posiblemente los 10 amuletos ya estén perdidos por el universo... ¿¡qué ha pasado!?-dijo nervioso Croquer

 -Este patán a roto la mesa de operaciones y probablemente los amuletos se hayan destabilizado y por ello han salido disparados.

 -Pero eso quiere decir que los amuletos se han ido aun conteniendo los poderes de Yacktey-razonó Croquer.

 -Exacto, por lo que Yacktey pronto se lanzará en la búsqueda de los objetos-dijo Kerch.

 -Ya... sobre eso... mi caza ha desaparecido... la alarma ha sonado mientras corría a hablar contigo, por lo que creo que Yacktey ya se ha adelantado a todos.

 -¿Lo has oído idiota?-dijo Kerch dirigiendose a Vich- Menuda la has hecho.

 -Pero... no ha sido mi intención-dijo Vich.

 -Ya, eso no nos va a salvar, tu y yo estamos perdidos, aunque tu solito hayas liberado al criminal más peligroso del mundo y le hayas dado la opción de recuperar sus poderes... la culpa también recaerá en mi.-dijo enfadadísimo Kerch

 -Quizá haya alguna solución...-dijo nervioso Vich mirando a todos lados, cuando su mirada se detuvo en la portada de una revista en la que salía la caratula de su videojuego favorito worst of worlds trataba de perseguir al.... de repente en su cabeza se iluminó una pequeña bombillita- Persigámosle!!

 -¿¡Qué!?-gritó alarmado Kerch.

 -Persigamos a Yacktey, impidamos que recupere los amuletos. ¡Recuperemoslos nosotros antes!

 -¿Estás loco?-dijo inquietado Kerch

 -Puede que sea una idea peregrina, pero la verdad, no veo otra solución-dijo más serio de lo normal Croquer.

 -Vale, vale... ¿le estás apoyando Croquer? Y... de todas formas... ¿como planeas hacerlo?-dijo exceptico Kerch

 -Con una nave intergaláctica, Croquer nos puede ayudar, es del escuadrón aéreo de la cárcel ¿no? ¡Sabe pilotar!-dijo entusiasmado Vich

 -¿Es que no escuchar? ¡Yacktey le ha robado el caza?-dijo triunfante Kerch.

 -Pero se donde conseguir otro-intervino el joven piloto- Tu amigo, aunque sea un patán a obtenido la única solución posible a todo este desastre, y sin duda, colaboraré, por el bien de todo el mundo.

 -Croquer...-dijo pensativo Kerch ordenando todo lo que había vivido ese día- Vale, vale, esta bien... ¿dónde podemos conseguir una nave?

 -En palacio.

 -¿¡Que!?


__________________________________________________________________

La forma del castillo se recortaba en la noche. Hoy era un día de puertas abiertas, cualquiera podía ir a ver a la princesa Rose, una persona bellísima, de cabellera blanca, ojos azules, tez pálida y orejas de gato blancas, y pedirle que solucionara tus problemas. A su lado como siempre estaban sus damas de compañía, Angel y Beats!, otras dos nekos, la especia más considerada de toda NekadZeme. Angel era una neko de cabello largo rosa y ojos y orejas de gato del mismo tono, con dos coletas pequeñas que sobresalían y dos más largas que caían sobre sus hombros recubiertos con un bonito traje de marinerita. En su cara se podría observar unos pequeños colmillitos y en su cuello una gargantilla negra que, al igual que unas cadenas que lleva en las muñecas, adornaban su fino cuello. Beats!tenía un pelo largo con una larga coleta atrás y orejas lilas muy claritas.  Los ojos amarillos ámbar y de tez también pálida que suelen estar cubierta por un uniforme de falda negra, camisa blanca y chaqueta amarilla recubierta en zonas por tela negra y adornos dorados.

Rose escuchaba aburrida los problemas de los aldeanos, cuando, ante si llegaron tres jovenes de su misma edad.

 -¿Cual es vuestro problema?

 -Necesitamos que nos dejes tu nave.



Y aquí lo voy a dejar, para crear un poco de intriga. Siento que este capítulo sea tan aburrido, pero es el primero y tenía que ser explicado todo ^^


5 comentarios:

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaaaaaaaaaa ^^ Uuuaah ¿qué pasará?

Moca dijo...

¡¡¡¿¿¿Aburrido dices???!!! ¡¡¡Está genial!!! Estoy deseando leer que pasará. :O
Esto me recuerda que me tengo que ponerme ya a hacer el capi de mi fic de Inazuma ^^

Julie dijo...

¿Me estas vacilando? (Ui... esa palabra no la suelo decir mucho xD) Esta perfectamente perfecto (termino inventado por mi)Así que no digas que es aburrido porque no lo es! Quiero saber que pasaraaaaa! Escribe pronto *-*

Akiiro dijo...

QUIERO OOOOOOOOOTROOOOOOOOO... *-*
Aburrido?-.- Entonces no sé lo que para ti es emocionante xD jajaja! Esta super bien, Junyy! :D Sigue así, vale? Que necesito saber que pasa!:3

Mime dijo...

Aki y demás necesitais ? ..NECESITAMOS SABER QUE PASA LEÑE HE DICHO ¡¡¡ YO QUIERO SABER MÁS O SI NO ME ENFADO Y NO RESPIRO EA D:JAJAJAJAJA XD SISTEEERSS