jueves, 18 de agosto de 2011

Capitulo 3 primera parte

La verdad, es que me gusta como me quedó el capitulo, pero espero que Moca no me mate



Marta reapareció en el medio de una aldea, la aldea era diminuta, totalmente enana. Marta miró a su alrededor y descubrió que la aldea estaba cubierta por dunas, y mirando hacia el este se podía ver unas pocas palmeras, pero lejanas, como a un kilometro.

Marta se sorprendió de no ver a nadie en las calles... aunque claro, para las calles que había..... eran cinco, cinco calles que daban a una plaza con un pozo en el centro, el pozo estaba cerrado con una llave, y estaba más cerca de una casa, Marta pudo distinguir 6 viviendas y 2 tiendas, posiblemente (más bien seguro) de las familias del lugar.

Marta intentó sentir la esencia del elemento de la elegida.... pero no sintió nada.... nadad de nada

 ''¿Otra vez?'' pensó ''¿Otra vez igual que en China?'' De repente, Marta sintió que por dentro le inundaba el poder de la tierra, un poder fuerte, firme.... sin duda, la portadora del elemento tierra pronto aparecería y no quería tener más problemas, así que Marta se escondió como pudo en la pequeña aldea


Una chica entró por una de las pequeñas calles, y, en la plaza se acercó al pozo, lo abrió con una llave y continuó echando agua del cubo que llevaba, posiblemente del lugar con palmeras que había visto Marta y vio a su vez como la chica sacaba de una mochila un animalejo muerto y lo miraba triste

 -Odio tener que matar animales-dijo-Pero así es la vida - Acto seguido retiró arena del suelo (estamos en un desierto) y se descubrió una trampilla, la cual abrió y ahí depositó el animal, junto con otros que se encontraban ahí. Acto seguido cerró la trampilla y la volvió a tapar con arena. Después entró en una de las seis casas.

Marta siguió a la chica y miró por la ventana, vio como la chica saludaba a un chico de apariencia 5 años mayor que él, por lo que Marta dedujo, era su hermano y por lo que también dedujo mirando la decoración de la casa, sus padres habían muerto, de repente el hermano inició una combersación  bastante interesante

 -¿Qué tal va la cosa Náyade? Ya sabes, no salgo en casa desde lo del incidente- Marta dirigió una mirada a la pierna del hermano, vendada, y después a la cara de su hermana, la cara de la joven Náyade, de pelo cobrizo y ojos esmeralda
 -¿Qué como van? Desde la muerte de nuestros padres, los líderes de la aldea, todo va de mal en peor, tu, que eras su sucesor no eres respetado, y las familias comerciantes se han aliado, los precios han subido, ahora, por una lanza debes dar cuatro monedas de plata, antes solo costaban 2, en cambio entre los comerciantes, no tienen ni que pagar, se intercambian los productos, las otras dos familias, en fin,  la de los cazadores se niega a cazar, por lo que las demás familias se ven obligados a hacerlo... y cazan menos, pues no saben. En cuanto a la otra familia, la que dirigia el colegio, se niega a dar clases a los niños, y las familias se van enemistando cada vez más, los agricultores están igual, tampoco quieren darnos verduras, a no ser que les paguemos más que a los comerciantes, y cada vez los precios van aumentando... y  no te quiero ya ni contar lo de las peleas.
  -¿Peleas?-interrumpió su hermano
  -Si-continuó Náyade- Violencia. Se pegan. Los niños están asustado, no salen de sus casas. Pero por otr parte, hoy he visto como uno de los comerciantes, Keré, salía herido, pues se negaba a venderla un hacha a Karta, el líder de la familia de cazadores, y se lio una buena, lo otros comerciantes salieron a ayudar a Keré, pero claro, contra los cazadores no tenían nada que hacer, Keré se llevó un golpe en la nariz y...... en fin.... eso es otra historia....

  De repente la puerta de la casa de Náyade se abrió de golpe y fue tan fuerte, que al rebotar con la pared se rompió, era Karta, el cazador

 -¡Se que tenéis una reserva de comida y agua! ¿Dónde esta la de la comida? ¡Y dadme la llave del pozo!-ninguno de los dos respondió así que Karta cogió a Náyade de la ropa y la levantó- Niña, ¡dímelo ya!

 El hermano de Náyade enloqueció de ira y con un esfuerzo descomunal, se levantó y agarró a Kartade un brazo clavándole las uñas. Karta gritó de dolor y soltó a Náyade. Rápidamente, Karta tiró a el hermano de Náyade a una pared, desgraciadamente, en esa pared se encontraba la querida lanza de su padre, y la lanza se clavó en el hermano de Náyade. De repente, sus músculos no ejercían fuerza, y el hermano de Náyade calló al suelo de bruces, dejando ver así la espantosa herida que le había provocado la lanza.

 Náyade emitió un grito de dolor y miles de lágrimas rodaron por sus mejillas.... su hermano estaba muerto, pero a Karta no le importó

 -Niña dime donde está la comida que escondéis.

Náyade apretó mucho los puños, y los dientes también y empezó a temblar de ira

 -Vete-dijo-Vete y no me vuelvas a molestar
 -Niña, soy más fuerte que tu, que te hace pensar que....
 -¡¡¡Vete de aquí!!!-Náyade estaba loca de irá y en un movimiento que el cazador pasó desapercibido, la niña sacó de su bolsa una daga que llevaba para cazar y se la escondió en la espalda- Por última vez, vete y no te haré daño
 -Eres una ilusa, tu hermano era un inutil y tu eres incluso más paté..ti....-Karta cayó al suelo sin poder terminar la frase, pues Náyade ya le había clavado la daga en el corazón
 -Odio tener que matar animales, pero así es la vida-dijo con los ojos llenos de lágrimas- No iba a permitir que hablaras mal de mi hermano, después de lo que has hecho.... el.... el......era la única persona en el mundo que me importaba de verdad.... y tu has acabado con ella.... igual que he hecho yo contigo

 Moca cerró los ojos para intentar contener las lágrimas que querían salir, pues con las que ya se filtraban por las rendijas de sus parpados, era suficiente. Lentamente se acercó a su hermano y le tocó la cara, al ver que estaba frío, no pudo contenerse y llantos y sollozos inundaron la casa. Náyade posó su cabeza en el cuerpo inmovil de su hermano y del cansancio el sueño iba cediendo, pero tuvo fuerzas para decir unas últimas palabras

 -Hermano.... sin ti.... sin ti que voy a hacer-dijo entre sollozos- cuando la familia de Karta descubran que le he matado me van a perseguir hasta acabar conmigo.....-se retuvo las lágrimas- Hermano.... sin ti estoy perdida.... no quiero quedarme aquí... no quiero...-y se durmió

Marta entró en la casa y preparó la canica, dibujó una pequeña canica y se la tiró a Náyade

 -Tranquila- le dijo Marta a la dormida Náyade- A donde vas, estarás segura

Y una luz marrón se tragó a Náyade y otra blanca teletransportó a Marta a otro lugar... a.... a..... a un lugar con un montón de edificios, pero el lugar donde se había materializado estaba aislado de los grandes edificios.
Era una enorme mansión y de ella salía una chica vestida de negro con una de las mismas características. En ambas chicas todo era negro, excepto que en la primera, su piel era muy pálida, y la otra era rubia y de tez también palida. De repente, los ojos de Marta se iluminaro ''La portadora de la luz'' pensó ''La luz... las leyendas dicen que la luz es la parte esencial para derrotar a la oscuridad...'' pero de repente, Marta sintió un pinchazo en el corazón, como guardiana del templo de las elegidas, sabía interpretar cada gesto que ocurría dentro de ella cuando percibía un elemento y eso solo significaba que''su luz no es pura.... es como si... amara la oscuridad'' De sus pensamientos le sacó  una voz que procedía de la mansió

 -Margaret, cariño, antes de las ocho te quiero aquí. Hoy tenemos visita- dijo la voz
 -Si abuela-respondió la morena

Cuando las dos chicas se habían alejado bastante, la portadora de la  voz que había oído Marta, salió a fuera, era una persona mayor con arrugas, que dirigió la vista a un cumulo de árboles y la hizo una señal para que se acercase ''Genial'' pensó Marta ''Otra de Koete, ¿es que todas las elegidas tenían como familiares a gente de mi planeta?'' Y sin pensárselo Marta entró


 -Uuuuuh, Margaret-dijo la rubia
 -Callate Roxane- le respondió arisca Margaret
 -Lo siento Meg, pero.... es que... es tan....
 -¿Ridículo? ¿Tonto? ... ¿Formal?
 -Esa es la palabra, pero tu tampoco me llames a mi Roxane
 -Vale.

Las dos chicas llegaron a un local decorado tenebrosamente

 -Contraseña- dijo una voz desde dentro
 -No me la se- respondió bruscamente Meg- ahora dejame pasar merluzo

La puerta se abrió

 -Intenta poner un poco más de interés en el club Meg, suplicaste que te dejáramos entrar-dijo un chico
 -Lo se, por mi amor a la oscuridad, pero ahora, según los rangos de club, yo soy señora de la oscuridad, y tu solo eres un soldado de la oscuridad, así que, si no me se la contraseña no me la se. Vamos Rox

 Seguro que esta conversación os desconcierta un poco, pero el club de Meg, es un club que ama la oscuridad, la respeta y le rinde culto. Es decir, son muy góticos, emos... o como los llaméis vosotros. Meg ama la oscuridad, le gusta, le da respeto y entró en el club gracias a eso. El club se llama Noche Oscura, y hay rangos: cadete, soldado, rey, señora y amo, todo de la oscuridad por supuesto, ¿que como se consiguen los rangos? Esos son movidas del club

 Rox y Meg se adentraron por los pasillos

5 comentarios:

MartaHZ dijo...

jo, tio, q trist...mola!!

Akiiro dijo...

Pobre Moca... ):
Was, estoy en un club de oscuridad... Que miedito xDD
NECESITO EL SIGUIENTE *-*
Ojala se te arregle ya el ordenador!(yn)

Julie dijo...

Que penita me da Moca T.T Sus padres muertos, su hermano muerto y en su aldea hay muchas peleas T.T

O_O La portadora de la luz rinde culto a la oscuridad, eso no me lo esperaba u.u

A.J dijo...

Me encantaaaaaaaa ^^

Juny dijo...

Muchas gracias a todas ^^ ME alegro de que os guste jaja